Si estás leyendo esto es porque quizás acabas de oír hablar sobre chatbots y te pica la curiosidad sobre ello… Si es así, ¡estás en el lugar correcto!

El término chatbot lleva en nuestras vidas unos cuantos años, pero la mayoría de personas ponen caras raras cuando hablan sobre ellos. La realidad es que desde hace años la palabra cada vez está más de moda, a priori, parece una idea moderna, pero nada más lejos de la realidad. Como verás más adelante, en los años 60 no sólo tuvo lugar la Guerra Fría también supuso el nacimiento de los primeros chatbots.

¿Qué son los chatbots? ¿Para qué sirven? ¿Qué aportan a tu negocio?

Antes de hablar de un chatbot, mencionemos a sus antecesores: los bots. Se tratan de softwares o programas informativos preparados para realizar tareas repetitivas bajo el paraguas de la era de la inteligencia artificial. Responden con cierto intelecto, como si de un humano se tratase, pero automatizan procesos prescindiendo de la necesidad de una intervención humana.

Y ahora…

Comencemos: ¿Qué es un chatbot?

En el interior de estos software de inteligencia artificial se encuentran los chatbots, bots especializados y creados para mantener conversaciones, imitan el diálogo con personas mediante inteligencia artificial, ofreciendo respuestas preconcebidas. Las ventajas de esto las exponemos mediante un sencillo ejemplo: ¿imaginas lo fácil que sería entrar en el chat de un hotel de Facebook y pedirle las comodidades del apartamento que quieres directamente a un robot?, dejando atrás las peleas con páginas web y las búsquedas indefinidas entre miles y miles de habitaciones y servicios distintos. Bonito, ¿verdad ¿Y si pudiese resolver todas tus dudas sobre el hotel? ¿Y responder rápido y automáticamente a todo lo que necesitas saber antes de llegar? Mejor aún, ¿a que sí? Todo esto, lo tienes con Güelcom.

Aquí tienes un ejemplo:

Demo sobre cómo puede lucir el chatbot de Guelcom en su página web
Demo sobre cómo se muestra el chatbot de Guelcom en la página web de su negocio

Adentrémonos ahora en los antecesores a Güelcom…

¿Conoces el primer Bot desarrollado?

Su nombre es ELIZA, comenzó a fraguarse en 1964 hasta que finalmente nació dos años más tarde. Su creador se inspiró en el genio británico Alan Turing, el cual empezó a considerar la posibilidad de que las máquinas llegasen a pensar. El Test de Turing, marcó un hito para los contiguos científicos informáticos.

Partiendo de esta premisa sobre la capacidad de las máquinas de comportarse como humanos, Weizenbaum creo ELIZA,  considerado el primer bot capaz de dialogar en inglés sobre cualquier tema. En numerosas ocasiones las respuestas generadas por este bot conversacional eran tan coherentes que algunas personas creyeron de verdad que el interlocutor era humano. El funcionamiento de este incipiente chatbot estaba basado en la utilización de etiquetas para entender los textos, de este modo, reconocía palabras clave y preguntaba sobre ellas. Para muchos, fue una parodia al psicólogo Carl Rogers, aunque lo cierto es que estaba configurado para hablar con los usuarios acerca de sus problemas para ejercer el papel de un psiquiatra. Por ejemplo, si alguien mencionaba a su madre en una frase, el asistente conversacional automáticamente preguntaba sobre ella, pidiendo que le contase más sobre su familia. Así, se creaba una ilusión de entendimiento e interacción real.

¿Qué tal te suena el nombre Chatterbot? ¿Y Alice?

Son conocidos como los sucesores de Eliza. El primero de ellos fue creado en 1989, se trataba de un jugador virtual creado para mantener conversaciones con otros jugadores. Se encontraba dentro del videojuego sobre calabozos TinyMud. Asimismo, Alice también encontró su inspiración en Eliza. Fue creada para mejorar las conversaciones que mantenía Eliza, complementando con técnicas similares a AIML.

Conocerás a Clippy… ¿verdad?

Ese muñeco animado en forma de clip que aparecía al abrir Microsoft Office. Clippy fue creado para ayudar a las personas a manejar el paquete Office 1997. Nació con el objetivo de hacer el programa más fácil de utilizar pero terminó siendo intrusivo, pasó de brindar ayuda de una manera amigable mediante la interacción a ser molesto. Su funcionamiento se basaba en burbujas de diálogo con sugerencias para quien estaba escribiendo. Algunos de sus diálogos eran un aviso de que era hora de guardar el documento o una propuesta de plantillas precargadas según el modo de con el que había comenzado a escribir el autor. Tras Clippy le siguieron varias versiones, así como el mago, el gato o el perro, que posteriormente desaparecieron con la instalación de Office 2003.

Hola, soy Siri

En octubre de 2011 esta famosa asistente virtual fue incluida en el iPhone 4S, con su particular voz y su afamada personalidad. No obstante, fue creada mucho antes, exactamente en diciembre de 2007 por Dag Kittlaus (CEO), Adam Cheyer (VP Engineering) y Tom Gruber (CTO/VP Design) junto a Norman Winarsky del grupo SRI venture. Tanto la inteligencia artificial de Siri como sus respuestas tienen el límite de lo desconocido muy lejos. Puede realizar diversas tareas dependiendo de lo que le pidas, desde buscar información sobre lo que quieras en las aplicaciones hasta el título de esa canción que no te sabes. Asimismo, también ofrece buscar información sobre el tiempo, restaurantes cercanos, la cartelera del cine, publicar un tuit, programar citas, alarmas… En conclusión, Siri llegó para hacernos la vida más fácil.

Alexa, apaga las luces del salón

La empresa Amazon desarrolló en 2014 este asistente inteligente para el hogar basado en voz. Algunas funciones de Alexa ya son conocidas por otros bots, como son informar sobre el clima o tocar música, pero tiene un punto a favor muy vistoso y “futurista”: el control de otros dispositivos en una casa con inteligencia artificial. El tope de la comodidad, desde pedir que apague las luces hasta que reproduzca tu película favorita, todo lo que tu hogar inteligente sea capaz de albergar.

Ahora que ya conoces algunos de los chatbots más famosos de la historia, tendrás otras preguntas sin respuesta… ¡Quédate, que las resolvemos!

Si no sabes cómo consiguen entendernos la respuesta es gracias a la PLN o computación lingüística. Este lenguaje  tiene como objetivo la realización de aplicaciones informáticas que imiten la capacidad humana de hablar y entender, permite interpretar el lenguaje humano basado en razonamiento, entendimiento y aprendizaje.

¿Puedes imaginar su multitud de beneficios?

Hoy en día los chatbot son fundamentales y casi imprescindibles en el marketing digital. Entre sus numerosos beneficios se encuentra el enriquecimiento de una audiencia más amplia, la extensión de ésta, mensajes más efectivos y personalizados, la facilitación la relación cliente y marca, una reducción en los costes de operación de los negocios y un largo etcétera. Una de sus principales ventajas es la capacidad para gestionar miles de problemas individuales a la vez, ofreciendo soluciones sin parar. No se rompen ni desgastan y permiten automatizar numerosas funciones mecánicas y de atención al cliente. 

¿Crees que confía la audiencia realmente en los chatbots? ¡Veamos qué dicen los datos!

No creas que eres el único que prefiere resolver tus dudas por mensaje, para el 64% de los clientes es un favor poder obtener soluciones por texto antes que llamar al servicio de atención al cliente. El tiempo juega a favor para los chatbots, cada vez más usuarios se acostumbran y confían en este sistema de comunicación.  El 58% de los millennials ya está a día de hoy familiarizado con este tipo de comunicación.

Entonces, ¿qué futuro les espera?

La línea sigue continua y en crescendo para los chatbots. En 2020 se convertirán en la principal fuente de obtención de información para los consumidores, según la Intelligence Wunderman.

Para saber cómo está actualmente el mundo de los chatbots sólo tenemos que ir a la aplicación Google Trends e introducir la palabra “chatbot” como término de búsqueda. Podemos observar como entre el 23 y el 29 de diciembre de 2018 los chatbots sufrieron una pequeña disminución de interés, de la cual se han recuperado y actualmente se encuentran en uno de sus picos más álgidos.

Así que si tras toda esta información acerca de la creación y el desarrollo de los chatbots no tienes claro que, por ejemplo, el día de mañana lo normal será solucionar y hacer todas tus preferencias respecto al apartamento turístico donde te encuentras hablando con un robot… ¡ya podéis ir haciéndoos la idea!.

En conclusión

Los chatbots no son nada nuevo, como ya sabemos el concepto nació allá por la Guerra Fría pero en los últimos años su popularidad ha ido creciendo. En definitiva, han ido siguiendo nuestro desarrollo  muy cerca gracias a los avances de la inteligencia artificial.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *